Oh!ndas

oh!ndasEl pasado martes 17 de noviembre, el alumnado de 2º ESO del centro junto con sus profesores/as, se desplazaron al teatro Victor Jara en Santa Lucía de Tirajana, para asistir al espectáculo Oh!ndas, dentro de las Semanas de la Ciencia y la Innovación.

El espectáculo diseñado para alumnos de 14 a 18 años muestra una ciencia entretenida y cercana donde dos investigadores curiosos hablan con Newton, Hertz y Marconi el mismo día que hacen sus descubrimientos, un intercambio divertido con la ciencia para entenderla y reírse. En el transcurso de la obra, los jóvenes estudiantes tuitean ciencia divertida en las redes sociales y participan activamente de la función.

A tenor de los comentarios recogidos a posteriori, parece que se lo pasaron muy bien y comprobaron que la Ciencia no tiene porqué ser aburrida y árida.

El timo de la Homeopatía

Probablemente hayan oído hablar de la homeopatía, una de esas pseudo-ciencias que tratan de engañar a los ilusos que buscan remedios milagrosos e inmediatos sobre la salud; otros son la acupuntura, la gemoterapia, las pulseras milagrosas, el vudú…

Puede pasar que una persona sin estudios o conocimientos insuficientes pueda estar interesada en estas cosas e, incluso creer en ellas. Pero lo que no es de recibo, es que nuestro presidente del gobierno, Paulino Rivero, alguien al que se le suponen estudios (?) y con un numeroso grupo de asesores en todas las materias, no sólo crea en estas cosas sino que emplee nuestro dinero y representación en clausurar, hoy día 26 de noviembre, unas jornadas y conferencias sobre hometopatía en el Colegio de Médicos de Tenerife.

Lo que también es triste es que todo un Colegio Oficial de Médicos emplee sus recursos y dé pábulo a algo tan poco científico como la homeopatía. ¡Quién sabe! Igual acabamos como los del siguiente vídeo:

Y para los que no tengan muy claro en qué consiste la homeopatía, aquí tienen una web que resolverá todas sus dudas: ¿Qué es la homeopatía?

El mito de las Power-Balance

Regreso del viaje a La Palma y observo que cada vez más gente “cae” en la tentación de comprar por la nada despreciable cantidad de 35 € una de estas pulseras que prometen  mejorar nuestro equilibrio y nuestra flexibilidad. Este fenómeno no es nuevo; hace unos años eran las pulseras magnéticas las que se popularizaron. Ahora ya no son los imanes los buenos, ahora son los hologramas: las fotografías tridimensionales.

Hay que reconocerles un marketing impecable: se usan algunos términos científicos (frecuencia, células, emisión electromagnética, …), introducen algún científico como Einstein, lo recomiendan algunos personajes famosos (Shaquille O’neil, Rubens Barrichello, Dani Sordo, …) y añaden otros conceptos como energía (power) o natural. Por si esto fuera poco, algunos testimonios ¿reales? (fulanito la probço y le va de cine…)

El principio en el que se basan es el que el holograma emite unas radiaciones con unas frecuencias determinadas que nos benefician. Un holograma emite radiación como la puede emitir un bolígrafo, la pantalla donde lee esto o el libro de su estantería. Y la frecuencia de emisión depende la temperatura a la que se encuentre y de la naturaleza de su superficie; es la radiación infrarroja. No explican cómo afectan a las articulaciones para aumentar la flexibilidad o al oído interno para mejorar el equilibrio.

Además, un holograma no es otra cosa que una fotografía tomada con un láser sobre una superficie especial. No es un invento revolucionario y se puede encontrar en multitud de sitios. Es más, si aún cree que las pulseras funcionan pero no quiere gastarse esos 35 €, aquí tienes un método de fabricación: coge una tarjeta VISA caducada; recorta la imagen de la paloma; hazte con una cinta para el pelo de alguna mujer de tu casa; pega la paloma en la cinta y ¡tachán! Ya tienes tu pulsera PowerBalance.

La mala suerte nos acompaña

Algo de frio hacía...

Y es que seguimos sin poder disfrutar de una buena noche de observación.

Si hace menos de un mes, se nos frustró la salida para ver la lluvia de estrellas de las Leónidas por alerta amarilla meteorológica, ayer también el tiempo nos jugó una mala pasada y se nublo de forma que no pudimos observar nada.

Si que es verdad que subimos hasta el Roque Nublo (un nombre afortunado en este caso, por cierto) y estuvimos un rato pasándolo bien. Pero después de una hora, decidimos dejar de pasar frío en vista de las pocas posibilidades que había de despejara.

Ahora sólo nos queda encontrar al gafe que habita entre nosotros para que nos deje en paz y podamos hacer una salida astronómica en condiciones.

Yo quiero ser así de mayor

Buceando un poco por internet, he encontrado a este profesor de física un tanto particular. Y digo particular por la forma que utiliza para enseñar física. Se trata del holandés  Walter Lewin, que trabaja en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts, USA) y es el prototipo de genio capaz de realizar cualquier locura con tal de que sus alumnos se enteren de lo que explica. Aquí les dejo un vídeo promocional (está en inglés, pero creo que su dicción es perfecta y fácil de entender):

Rap del LHC (eleichsí)

Si en una entrada anterior me quejaba de que los científicos no bajaban al mundo real para hacer más accesible la Ciencia al resto de mortales, hoy me tengo que comer mis palabras cuando he descubierto este vídeo sobre el LHC. Aunque está en inglés, aparece con subtítulos (también en inglés), pero puede entenderse con algo de paciencia e interés.