Gemínidas 2015

g1Desde el 4 de diciembre hasta el 17 del mismo mes, con un pico en la noche del 13 al 14, seremos testigos de la última lluvia de estrella más intensas de este año 2015, las Gemínidas.

El nombre de las lluvias de estrellas viene de la constelación en la que se localiza el radiante, la constelación de Géminis. El radiante es el lugar del cielo desde el que parecen proceder los meteoros, y que no es más que un efecto visual (igual que cuando vamos en coche un día lluvioso, parece que las gotas vienen hacua nosotros). Las Gemínidas tiene una característica que las diferencia del resto de lluvia de estrellas: no está provocada por un cometa. En la mayoría de los casos sí es así, pero en este caso lo que produce estas marcas efímeras en el cielo son restos de un asteroide descubierto en 1982, el 3200 Faetón.

Las Gemínidas son una de las mejores lluvias de estrellas del año por su gran cantidad de meteoros: cuando pueden darse unos 120 meteoros/hora. Además, lo bueno de este año es que sucederá justo después de la luna nueva. Esta falta de Luna (menos del 10% visible) permitirá una mejor observación.

Para poder observar el espectáculo, abrígate bien y lleva un buen calzado en tu salida al campo, escapa de la contaminación lumínica y busca un lugar desde donde puedas ver todo el cielo recostado sobre una tumbona o en el suelo sobre una esterilla.

Un grupo de alumnos y alumnas de 3º ESO del IES Teror nos desplazaremos hasta la base del Roque Nublo para contemplar este acontecimiento, siempre y cuando que las condiciones atmosféricas nos lo permitan.

Eclipse de luna: superluna sangrienta

Animation_September_28_2015_lunar_eclipse_appearanceEn la madrugada del domingo 27 al lunes 28 de septiembre, tendrá lugar un acontecimiento astronómico de gran interés y que podrá ser visto desde las islas, siempre y cuando el cielo no esté cubierto de nubes.

Se trata de un eclipse de luna, un evento astronómico en el cual la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, haciendo que su sombra oscurezca al satélite. En esta ocasión, Canarias será un lugar proviliegiado para la observación ya que, en el momento de máxima ocultación, la luna se encontrará alta en el cielo, lo que no sucede en otros lugares de la península.

A partir de las 2 de la madrugada (hora local) empezará el eclipse parcial, y no será hasta una hora y media después, cuando tendrá lugar el máximo del eclipse (3:47 hora local). Es cierto que es una hora avanzada de la noche, y que el día siguiente es laborable, pero hay que señalar que hasta el 2018 no volveremos a disfrutar de un espectáculo semejante. En esta ocasión, además, coincide que la Luna está en el perigeo (zona más próxima a la Tierra) por lo que será una super-luna la que veremos enrojecerse en el cielo.

¿Y por qué ese color rojizo? Es producto de los pocos rayos del Sol que alcanzarán a la Luna. Estos rayos son refractados por la atmósfera terrestre, donde la mayor o menor concentración de partículas de polvo en suspensión -de origen volcánico- provocarán ese tono enrojecido con el que podremos contemplar al satélite.

Para poder observarlo no son necesarios grandes preparativos ni instrumental especial. Basta salir a un lugar preferiblemente oscuro (aunque desde el balcón de casa también lo podremos contemplar, aunque peor), y mirar hacia la Luna para apreciar el fenómeno. Si no está dispuesto a trasnochar, siempre puede buscar en Internet alguno de los numerosos observatorios que grabarán el eclipse y que lo emitirán posteriormente.

 

 

Eclipse parcial de Sol en Canarias

eclipse parcial de solEl próximo viernes 20 de marzo, tendrá lugar un eclipse de Sol del que, por desgracia, en Canarias sólo podremos disfrutar en un 50%. Y digo esto porque ese será el porcentaje de Sol que será ocultado por la Luna, desde nuestro punto de vista insular. Si viajáramos al norte de la peninsula, en A Coruña por ejemplo, la cantidad de Sol tapado por la Luna ascenderá al 80%, mientras que sólo muy al norte de Europa el eclipse será total, y la Luna ocultará completamente al Sol.

En este enlace tienen una completa guía gráfica informativa sobre el eclipse y algunos consejos para verlo de manera segura: Guía para ver el eclipse de Sol.

Si tenemos la suerte de amanecer sin nubes, a partir de las 7:45 horas de la mañana, la Luna tocará el borde del Sol y comenzará a taparlo progresivamente, hasta alcanzar la máxima ocultación del Sol a las 8:39 horas (sólo el 55 % desde Canarias). A partir de entonces, la Luna se irá retirando, teminando todo el espectáculo a las 9:38 horas.

Los eclipses de Sol pueden ser peligrosos si no se toman las medidas oportunas.

Un eclipse de Sol es muy peligroso. no se debe observar nunca el Sol sin las debidas precauciones. No se debe mirar al Sol en ningún caso, ni a simple vista, ni mucho menos con un sistema óptico (telescopio, prismáticos, etc…) sin usar los filtros solares adecuados. Las gafas de Sol no sirven para observar el Sol, tan solo para protegernos de él.

Métodos para una observación segura del eclipse de Sol.

No obstante, existe una serie de métodos seguros para observar un eclipse de Sol. Pueden utilizarse filtros especiales, cámaras oscuras o sistemas ópticos (telescopios, prismáticos…) con el método de proyección o telescopios específicos dotados de los filtros oportunos. De forma indirecta también podemos observar el eclipse, por proyección de su imágen que pasa a través de un agujero practicado en una cartulina.

Lluvia de estrellas del cometa 209P/Linear

Lo prometido es deuda; y esto es lo que tengo con el alumnado de 2º ESO, después del intento fallido de salir a ver la lluvia de estrellas de las gemínidas el pasado diciembre. En aquel momento, el aviso de FMA (Fenómeno Meteorológico Adverso), nos impidió subir al Roque Nublo para ver el espectáculo astronómico.

La noche del 23 al 24 de mayo, la Tierra atravesará una zona de material del cometa 209P/Linear, y se puede producir una lluvia de estrellas muy intensa. Aquí les dejo, para ir abriendo boca, un pequeño vídeo realizado desde la Universidad de Huelva que ilustra el acontecimiento.

¡Ondas gravitacionales cazadas!

BicepEn el observatorio astronómico BICEP-2 localizado ni más ni menos que en el Polo Sur, un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard han confirmado un descubrimiento que prueba la teoría del Big Bang (Gran Explosión) sobre la creación del Universo. Seguro que han oído/leído sobre esa descomunal explosión de hace 13800 millones de años y que dió origen a todo lo que nos es accesible en este universo.

De aquellos momentos iniciales tan calientes y densos aún queda un resplandor medible (como las brasas que quedan después de que la hoguera se ha apagado) de 3 K de temperatura (-270ºC). Esa temperatura de fondo se puede medir observando en el rango de las microondas, justo el tipo de luz que mide el telescopio situado en el Polo Sur. El porqué ir tan lejos y a un sitio tan frio a observar obedece a la necesidad de buscar un lugar muy seco y con una atmósfera estable, condiciones que curiosamente se encuentran en ese extremo del mundo.

Poco después del Big Bang, el universo sufrió un proceso de inflacción en el que aumento su tamaño billones de billones de veces en un instante, gracias al cual el universo que observamos hoy es tan homogéneo e isótropo. Fue durante ese proceso de inflacción cuando se produjeron las ondas gravitacionales que ha detectado el telescopio BICEP-2. Estas ondas fueron señaladas por Einstein pero su detección ha sido uno de los principales retos para la tecnología, hasta ahora.

Para los que quieran profundizar en este tema:

Y también un video, cortito pero interesante de lo recientemente descubierto:

El día más corto del año (pero no el más frio)

solsticio de inviernoAunque con algo de retraso, puesto que el invierno astrónómico comenzó el pasado 21 de diciembre, no me resisto a publicar esta entrada con la excusa de poner esta foto de satélite tomada ese día a las 18:00 horas UTC (misma hora canaria), donde se puede apreciar la inclinación de la Tierra respecto al Sol que este día es máxima 23,5º, que es el ángulo formado entre el eje de rotación terrestre (línea amarilla) y la línea del amanecer/anochecer.

Por el contrario, en el hemisferio sur tendremos el día más largo del año. Viendo esta imágen e imaginando la Tierra en rotación alrededor de la línea amarilla, podemos apreciar como hay una zona en el norte que no será iluminada (a partir de los 66,5º, que corresponde al Círculo Polar Ártico), y otra en el sur donde no se esconderá el Sol (Círculo Polar Antártico).

Interesante comentar que, a pesar que que ese día es cuando menos radiación solar recibimos, no coincide exactamente con el día más frio del año, que sucederá aproximadamente en la primera quincena de enero. Ello es debido a la diferencia en el balance de radiación que llega del sol y la que emite la Tierra debido a su temperatura.

Las Leónidas 2013

Leonidas

Para este fin de semana tenemos un espectáculo estelar: se trata de la lluvia de estrellas de las Leónidas, una de las más famosas de todo el año. El máximo de su actividad está previsto para la noche del 17 al 18 de este mes, cuando se esperan hasta 200 meteoros por hora, aunque coincidirá exactamente con la Luna llena, lo que estropeará el espectáculo. Los meteoros suelen ser de color rojo, dejando estelas verdosas en el firmamento que pueden perdurar durante segundos o más de un minuto. Viajan a 71 km/s y parecen provenir de la constelación de Leo, de ahí el nombre.

Las Leónidas se ocasionan cuando la Tierra, en su trayectoria orbital, atraviesa los restos dejados por el cometa Tempel-Tuttle 1866 I. Decenas, cientos o miles de pequeños objetos no mayores de un grano de arroz, chocan con nuestra atmósfera, algunos a velocidades de hasta 71 km/s; a tal velocidad, tanto los pequeños trozos de hielo y rocas y debido a la fricción con nuestra atmósfera, se desintegran en su mayoría, dejando ver en ocasiones y dependiendo del tamaño del objeto, una luz brillante que corre por el cielo.

Vídeo del Eclipse de Sol “fallido”

Por desgracia para nosotros, habitantes de las islas Canarias, la mañana del domingo tuvimos sobre nuestras cabezas una borrasca generalizada que nos impidió observar adecuadamente el eclipse parcial de Sol. Se puede apreciar la maldita perturbación atmosférica en el vídeo.

Por fortuna, situado en una órbita geoestacionaria a 35.786 kilómetros sobre África, el Meteosat-10 estaba en una posición ideal para capturar el eclipse desde el espacio, tal y como se aprecia en el vídeo.

Es un vídeo que es recomendable ver a pantalla completa para apreciar como la sombra de la Luna recorre la superficie de nuestro planeta.