Fuga de SAn Diego

ermita113 de Noviembre de 1919. El profesor Diego Ximenez de Cisneros, recien llegado al Instituto Cabrera Pinto de La Laguna, quiere impidir que sus alumnos asistan a la romería de San Diego. Deciden fugarse e instauran así una costumbre que consistía en acercarse hasta la ermita para contar los botones de la estatua de Juan de Ayala, fundador del convento.

Según la tradición, contar esas pequeñas piezas ayudaba a aprobar el curso. Más tarde la tradición se traslada a la Universidad, a otros institutos y a otras islas, hasta convertirse hoy en costumbre en toda Canarias. Hay que decir que lo de tirar huevos y ingerir más alcohol del aconsejable, es un añadido posterior que nada tiene que ver con la tradición y espíritu inicial de esta “fuga”.

Cada año por estas fechas y con esta excusa, los alumnos se toman uno o dos días de asueto invocando esta tradición, cuyo origen desconocen la mayoría. Considero esta costumbre un buen ejercicio de descanso después de muchas semanas de trabajo contínuo. Es más, creo que sería conveniente cambiar el calendario escolar para adelantar el comienzo de las clases, atrasar su final e incluir semanas sin clase en medio del curso. Ya lo hacen en muchos paises europeos, y pienso que sería una forma de aumentar el rendimiento de los alumnos. Pero, claro: ¿quién les reduce las vacaciones de verano a los alumnos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s